La Candela Resto y su cocina salvaje

¿Pero que está ocurriendo en la gastronomía?

Pues ocurre que en muchos restaurantes incluyen algunos términos en sus cartas como son el kimchi, los baos, a baja temperatura, gyozas o flores comestibles. Y ya con eso creen que tienen el éxito asegurado. Bien. Pues esto no es cierto. Ahora cada vez es más difícil encontrar algún espacio nuevo que realmente sorprenda (no solo a la vista) a los paladares inquietos. En la actualidad hay muchos lugares que destacan su cocina como “creativa” ya que saben que es algo que está en auge o de moda como queramos llamarlo. En la Candela Resto pude experimentar por primera vez esa sensación de explosión de sabores en la boca.

Podría definirlo como un orgasmo sensorial con los cinco sentidos.

Llegamos a la Candela Resto recomendados de buenas tintas. Mi cuñada cuando vivía cerca de Valdemorillo había podido sucumbir a las excentricidades gastronómicas de Samy Alí. Un madrileño de padre sudanés que ofrecía con sus menús, a precios razonables, la mejor experiencia-gastro de la zona. Se habían mudado al centro de Madrid por lo que teníamos que estar ahí, para cerciorarnos, de que estaban en lo cierto…

Para empezar no hay carta. Puedes elegir entre tres menús, uno corto de 6 pasos (53€), el mediano de 9 (67€) y el largo de 11 (79€). Probamos el mediano que comienza con unos entrantes crujientes de pan de camarones, papas alioli, bravas y remolacha; guiso de rabo de toro al vino tinto; una esferificación verdosa de leche de tigre con fondo frutal y huevas de tobiko.

Los vinos y una mención especial al sumiller de la cena

Acompañamos el menú con un maridaje. El sumiller muy amable nos contaba con ganas e invitaba a probar cualquier locura al alcance de sus manos y olfato. Entre las bebidas que pudimos disfrutar cabe destacar una sidra dulce de Normandia la cual estaba hecha con manzanas que justo acababan de madurar y caían a la tierra; el original vino “el novio perfecto” con el que era fácil bromear; Navaherreros un vino blanco de San Martín de Valdeiglesias zona cercana y que conocemos bien e incluso se atrevieron con una cerveza artesana de Madrid, la Virgen, que muchos conoceréis.

Las presentaciones muy cuidadas y originales, reflejan la inquietud del chef en la cocina, consiguiendo así, una potente descarga de sabores y texturas. Que invitan a los paladares más atrevidos a un viaje gastronómico que aumenta en intensidad en la misma medida que avanzan sus platos.

Aquí os dejo algunas fotos para ir abriendo el apetito y os animéis a visitarlo.

 

Candela Resto gastronomía madrid restaurante

 

Candela Resto gastronomía madrid restaurante

 

Candela Resto gastronomía madrid restaurante

 

Candela Resto gastronomía madrid restaurante

¡La Candela Resto es CHAPÓ!

 

¡Averigua donde están!    

 

¡Sígueles en la redes!

 

¡Comparte si te gusta! 😉Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

¿Algo que comentar? :)