Propuesta otoñal: Helado de avellanas & thunder bitch

Helado fuera de “temporada”… ¿Y por qué no?

Es llegar el verano y deseo tomar helado todo el rato.

Cuando el otoño asoma sigo pensando en helado.

Llegó el invierno y me siguen apeteciendo helados.

Y con la vuelta de la primavera me enganchan aún más.

Si amigos. Creo que soy una amante de los helados empedernida ya que me apetecen en cualquier estación del año. Pero lo bueno de esto es que en las diferentes estaciones podemos disfrutar de diferentes productos de temporada. Con lo cual las opciones para hacer nuestros helados caseros se vuelven infinitas.

El otro día eche un vistazo por internet en busca del helado perfecto para este otoño y los que más me llamaron la atención fueron el de amaretto, pistacho, castañas y avellanas… Finalmente me decidí por este último y me dirigí al supermercado más cercano a comprar los ingredientes. La receta llevaba licor de avellana y cuando me acerqué a la balda de las bebidas me encontré con que al lado se encontraba mi adorado Thunder Bitch. Este licor con base de canela y algunas hierbas más me pareció que podía ir a la perfección con la avellana. Entonces cambié uno por otro y el resultado es esta deliciosa receta que os comparto más abajo.

Receta de helado de avellanas & thunder bitch

* 300 g de leche entera
* 140 g de azúcar de palma (yo utilizo esta porque es 100% natural pero si lo preferís podéis usar vuestro edulcorante favorito)
* 4 yemas de huevo mediano
* 300 g de nata líquida para montar (mínimo 35% de grasa)
* 200 g de avellanas crudas
* 1 cdta. de extracto de vainilla
* 5 cda. de THUNDER BITCH

1. Extendemos las avellanas en una bandeja de horno y las tostamos a 120º durante 25 minutos. Las frotamos bien para quitarles toda la cascarilla y las dejamos enfriar del todo para cuando estén frías las trituramos en una batidora de vaso con cuidado de no calentarlas para que no se engrasen. Las reservamos.

2. Hacemos la crema inglesa cuajando las yemas con el azúcar y la leche. Y la reservamos, bien tapada.

3. Ponemos la nata líquida en un cazo y le añadimos la avellana triturada. Llevamos a ebullición y apagamos el fuego. Esta espesara bastante.

4. Mezclamos la crema inglesa con la mezcla de nata y avellana, y agregamos el extracto de vainilla y el Thunder bitch. Homogeneizamos y tapamos bien con papel film que toque la superficie.

5. Dejamos que se enfríe bien y esta base de helado la metemos en la nevera toda una noche.

6. Al día siguiente mantecamos la base en una heladera o la metemos en el congelador en un recipiente hermético y la vamos batiendo cada media hora hasta que la mezcla esté hecha helado. Si usamos la heladera meteremos el helado blando obtenido otro par de horas por lo menos en el congelador para que se ponga firme.

¡Y a disfrutar!

 

helado avellana thunder bitch

helado avellana thunder bitch

Ideal para… Una comida de otoño entre amigos, junto a un excelente vino que debe ir acompañado de un postre con un toque distintivo. Yo recomiendo sacarlo del congelador diez minutos antes de servirlo y acompañarlo de un chupito de THUNDER !!!

 

¡Comparte si te gusta! 😉Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

¿Algo que comentar? :)